Protección del Software

proteger software o appEn una sociedad digital como en la que nos encontramos inmersos, el asesoramiento legal a creadores y usuarios de Software es tan importante como su propia puesta en marcha. Software libre, Software Propietario, Software Privado, Freeware, Shareware u Open Source son algunos términos cuyo significado e implicaciones legales hemos de conocer para, en cada caso, saber cómo proteger nuestro desarrollo o cómo hacer un uso adecuado del mismo.

El equipo de profesionales que formamos Whose Intellectual Property Agency somos conscientes de la necesidad de conseguir una adecuada protección jurídica de su software, página web o app. Por ello, nuestros clientes disponen de un servicio de asesoramiento personalizado en esta materia, para lo que no tiene más que ponerse en contacto con nosotros y le informaremos sobre cómo puede llevarlo a cabo.

En este sector es muy importante el contrato escrow.

El contrato de escrow es un contrato accesorio al contrato de licencia. Se trata de un contrato tripartito suscrito entre el propietario del software, el licenciatario/distribuidor y un tercero, que normalmente será un notario o un profesional especializado (Escrow Agent) que tiene por objeto el depósito del código fuente y objeto del programa, así como manuales y otra documentación que sea necesaria para dar soporte al software, en previsión de ciertas contingencias futuras.

¿Cómo conseguir protección jurídica del software?

En el mercado mundial guiado por la globalización en el que está inmerso el sector empresarial, la protección de la propiedad intelectual es vital en las empresas. Los propietarios de tecnología del mundo desarrollado apuestan por un régimen legal de propiedad intelectual fuerte y uniforme bajo el que todos los interesados puedan trabajar conociendo claramente cuáles son las reglas del juego.

La protección de un producto cuya elaboración requiere un gran esfuerzo de inversión, investigación y posterior difusión, y sobre todo, la evidente necesidad de una armonización internacional de reglamentaciones, es clave a la hora de afrontar los retos que se presentan en este sector.

Se entiende por Software toda secuencia de instrucciones o indicaciones destinadas a ser utilizadas, directa o indirectamente, en un sistema informático para realizar una función o una tarea o para obtener un resultado determinado, cualquiera que fuere su forma de expresión y fijación. Además la expresión programas de ordenador comprenderá también su documentación preparatoria, y la documentación técnica y los manuales de uso gozarán de la misma protección.

Cuestiones como la creatividad funcional y la originalidad aplicada al software para establecer su ámbito de protección desde el punto de vista de la propiedad intelectual, la extensión de la protección al código fuente y código objeto, la naturaleza jurídica del software creado en un ámbito empresarial, los derechos de explotación del software, los límites a los derechos, la ingeniería inversa, versiones sucesivas, la descompilación o la interoperabilidad son conceptos regulados legalmente que debemos conocer en profundidad para una adecuada gestión, protección y explotación de un programa de ordenador, tanto desde el punto de vista del titular licenciante o cedente, como del usuario cesionario o licenciatario.

 

A nivel empresarial goza de cada vez mayor aceptación internacional en la normativa contable el tratamiento del software como activo inmaterial además de los aspectos contables del mismo.

Whose Intellectual Property Agency cuenta con un equipo de abogados de extensa y reconocida trayectoria en la protección jurídica de este ámbito, que vienen atendiendo con un alto grado de satisfacción a sus clientes, gracias a un asesoramiento jurídico integral y especializado en Derecho de Propiedad Intelectual y Derecho de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Le dejamos un enlace por si necesita conocer más información en relación con el registro y la patente de software en España y cómo Whose puede ayudarle en ese sentido.